¿Qué es SEXUALIZADOS?

SEXUALIZADOS es una iniciativa multiplataforma que pretende hacer llegar a TODO EL MUNDO la información sobre sexo que necesita y/o quiere.

¿Alguna vez has sentido vergüenza al preguntar a otros por cosas que piensa que son de cultura general? ¿Has pensado que podrían juzgarte por saber poco o por ignorante? ¡No te preocupes, para eso está esta web!

¿Por qué?

Siempre me ha gustado el sexo. Desde todos los puntos de vista posibles: arte, escritura, práctica, conocimiento… Y lo cierto es que me molesta y me indigna que hoy en día, en pleno siglo XXI, haya gente que no puede acceder a la información que necesita, sea por vergüenza o porque el ámbito sociocultural en el que vive no es “tan abierto” como puede parecer.

Por eso precisamente creé SEXUALIZADOS: una iniciativa multiplataforma donde encontrar todo TODO lo que quieres o debes saber sobre sexo. Desde lo más soft a lo más hard. Desde lo más curioso a lo más mundano. Como una wikipedia sexual / comunidad activa donde todo el mundo es bien recibido.

¿Cómo?

Empecé la iniciativa con un canal de Youtube en mayo de 2017. Ahí, he ido explicando todo tipo de cosas en tres playlist diferentes: un diccionario para términos y aclaraciones; saber general para principiantes; y videos de ayuda y consejo para parejas, donde la comunicación puede llegar a ser más problema que el propio sexo.

Además, junto a este canal también lancé página de Facebook, twitter e instagram. Al principio como un eco, pero poco a poco voy trabajando en que cada red social tenga sus cosillas propias.

Por último, aparte de esta página web, he creado un grupo de Facebook para poder generar una comunidad, un rincón donde  hacer y responder preguntas y compartir nuestros conocimientos; donde no se nos juzgue y se nos trate con respeto. Por supuesto, esta comunidad tiene unas normas muy estrictas que me encargaré de hacer cumplir.

Finalidad

¿Y por qué todo esto? Pues por mi alma de feminista. Porque estoy harta de adolescentes embarazadas que dos días atrás sus padres les tapaban los ojos para que no vieran una teta en la tele. Porque odio la animadversión de la sociedad hacia el sexo. Porque me aborrece el hecho de que todo lo no considerado “normal” sea de depravados, de guarros o incluso de enfermos.

Yo no tengo miedo de expresar mi sexualidad. No tengo vergüenza de ningún tipo; y los que me juzgan de fácil o zorra simplemente por saber hacer algo más que el misionero me dan pena, porque son demasiado estrechos de mente.

Como digo siempre, el sexo es como comer: no comemos siempre lo mismo y con el sexo no va a ser diferente.