Sexo oral

1 entrada

El sexo oral no es solo cuestión de lengua. Son tu respiración, tus dientes y tus labios; incluso tu garganta. Es utilizar todo este organismo con decenas de músculos para dar placer a otro. Para dominar sus emociones y hacer que se derrita debajo de ti.

Sin embargo, no debes dar placer para recibirlo a cambio. Soy una férrea defensora del dar y tomar, pero también sé que, si pones todo tu empeño en algo por el mero hecho de que querer complacer, recibirás lo mismo.

Es decir, la finalidad del sexo oral es complacer porque quieres hacerlo y no para obligar al otro a hacer lo mismo. Por supuesto, la otra persona debe pensar igual. Porque aquí todos complacemos; y el que no quiera hacerlo es egoísta. En el sexo oral, lo que prima es la igualdad.